8 de noviembre de 2012

Gran bandeja del Tesoro de Mildenhall







Título
Gran Plato del Tesoro de Mildenhall
Género/Asunto
Mascarón de  Océano,  thíasos marino y thíasos báquico
Atributos iconográficos
Barba formada por plantas acuáticas; delfines que brotan de su faz
Autor
Anónimo
Escuela
Britannia
Período-Cronología
S. IV d.C.
Soporte y técnica
Plata sobredorada y repujada
Dimensiones
60,5 cms. de diámetro
Localización (Institución, Colección)
Londres, Museo Británico
ICONCLASS
91B112

Fuentes:


Hesíodo, Teogonía, 133 y ss. y 337 y ss.; Ilíada, XIV, 210, 246, 302; XXIII, 205; Odisea, XI, 13, 693 y XII, 1; Himno a Demeter, 418 y ss., Píndaro, V, 2 y Pítica, IX,.14. Esquilo, Prometeo encadenado, 136 y ss., 793 y ss., Apolodoro, Biblioteca, I, 1,3 y 2,2, Apolonio de Rodas, Argonaútica, II, 1235, Diodoro Sículo, V, 66, Himnos órficos 22 y 83.

Descripción:


La decoración de este plato de lujo muestra, en tres registros concéntricos,  escenas mitológicas relacionadas con la fertilidad.  En el borde exterior se representa una escena terrestre donde un cortejo de ménades y sátiros ejecutan danzas orgiásticas al son de la música de siringas, krotala, tympanon y auloi  en honor de su dios.  Baco, estante con el tirso y acompañado por una pantera, recibe la vinosa ofrenda de un sileno.  El registro central está ocupado por un cortejo marino donde cuatro nereidas cabalgan sobre fantásticos seres de extremidad ictioforme (ciervo marino, hipocampo, tritón y Kethos), precedidas por un joven tritón.   Y en el umbo central del recipiente, se dispone una carátula o mascarón de Océano.

Dicho mascarón es un modelo característico de las interpretaciones del titán realizadas  por los artesanos de las provincias septentrionales del Imperio durante los siglos III  y IV d. C.,   un prototipo en el que prima la esquematización[1], concebido frontalmente.  Es una imagen simple, realizada, sin embargo, con gran cuidado y perfección técnica, especialmente notable en el detallismo del cabello y otros pormenores.  Océano tiene la mirada fija y una cabellera cuyas caprichosas ondulaciones sugieren el movimiento del mar, del que  emergen cuatro cabezas de delfines.   El enorme tamaño de este rostro oceánico sugiere la inmensidad del abismo marino, verdadero  origen del Cosmos, símbolo apotropaico que  alude a la riqueza y fertilidad del mar.

Observaciones:

El Tesoro de Mildenhall es un gran depósito de 34 objetos romanos de plata, encontrado en el área de Mildenhall del condado inglés de Suffolk. Fue descubierto en  1942 de enero por el arador Gordon Butcher que lo quitó de la tierra con la ayuda de Sydney Ford. En 1946,  el descubrimiento se hizo público y el tesoro  fue adquirido por el Museo Británico.
 
Bibliografía:

K.S. Painter, The Mildenhall Treasure-1 (London, 1977)
Dahl, Roald (1947). "The Mildenhall Treasure" in Saturday Evening Post (20 September): 20-21, 93-4, 96-7, 99

                                                                                                                                                  María Isabel Rodríguez López


[1] Como sucede, por ejemplo,  en las imágenes oceánicas de los mosaicos de Verulamium, Vienne, Tolosa, Withington o Dorchester. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario